Las Mil Caras de El Cairo

El Cairo son muchos Cairos…
Normalmente cuando piensas en Egipto piensas en las pirámides y el Egipto faraónico, por supuesto es de lo más importante y conocido, pero en la ciudad victoriosa hay mucho más.

Si quieres conocer de verdad las diferentes caras de esta fascinante ciudad necesitas tiempo.

Solo para El Cairo faraónico hay que dedicar casi dos días completos, uno para las pirámides, que no son solo las tres famosas de Giza, también tienes a mano las de Saqqara y Dashur, igualmente interesantes y menos frecuentadas, de paso se hace una breve parada en Menfis para ver el coloso ¡¡Ese día hay que madrugar!!

Y al menos medio día largo para visitar el museo egipcio.
Para mi es enorme y no soy tan entendida en el tema, así que las veces que lo he visitado me he limitado a ver con calma las piezas más llamativas, dando especial atención al tesoro de Tutankhamon y al pequeño museo de las momias.
Si tienes un poco de paciencia se podrá visitar casi a solas, dejando pasar las oleadas de turistas. Mirar a solas la máscara dorada del faraón niño entre ola y ola es una experiencia única.

El imponente Cairo islámico necesita varios días y una buena planificación, hay muchísimo que ver, mezquitas, madrasas, wikalas, mausoleos, sabil kutabs… cada cual en disputa por ser el mas majestuoso.
A mi me maravilla, en la época Mameluca está ciudad era una de las más importantes y ricas del mundo.

Otra cara menos conocida es El Cairo Copto, un barrio donde se encuentra una mini ciudad amurallada con la iglesia, sinagoga y mezquita más antiguas de la ciudad.
El lugar es muy pequeño pero con mucho que ver.
A mi me resultó especialmente interesante una vez que lo visité un día en la que había una festividad copta y las Iglesias estaban abarrotadas de devotos rezando y besando las reliquias con absoluto fervor.
Me gusta que estos templos tan antiguos sigan vivos y en funcionamiento.
El museo copto es una maravilla, aunque no seas un amante de los museos este vale la pena simplemente por el propio edifico.

La Ciudad de la Basura, si si, has leído bien, de la basura. No es un destino muy habitual, pero no deja de ser una de sus caras, reservada solo a los viajeros más entusiastas.
Es un barrio copto donde las familias se dedican a recoger la basura de El Cairo, clasificarla y reciclarla de forma súper eficiente, dando además un medio de vida a toda esa población.
La atracción turística de este barrio es la iglesia de San Simón el Curtidor, construida en una gigantesca cueva natural, con espacio para diecisiete mil fieles, realmente sorprendente.

No es fácil disfrutar del Nilo a su paso por la gran ciudad, las orillas están totalmente ocupadas por clubes y cafés privados; la única forma de pasear es cruzarlo por uno de los puentes; pero con lo difícil que es moverse a veces ir solo para eso no vale mucho la pena…
Para mi gusto, la mejor opción es, al anochecer alquilar una faluka (barquito a vela) por un par de horas, una manera maravillosa de escapar del caos, el ruido y el calor.
Cuidado porque en el centro Del Río la temperatura baja varios grados y te hielas si no vas preparado.
Imprescindible llevar bebidas, algo de picar y buena compañía.

Y por último el Cairo de principios de siglo, ahora decadente, pero se puede admirar el esplendor que tuvo no hace demasiados años, cuando los mejores arquitectos de Paris vinieron a construir la nueva ciudad.
Vale mucho la pena deambular por estas calles admirando los imponentes edificios que pueblan todo el centro, sorprenderte con los escaparates de las tiendas, tomar un delicioso y especiado café turco en uno de los muchos cafetines de la ciudad e imaginar lo cosmopolita y moderna que era hace solo 60 años.

Creo que para todo esto necesitas al menos una semana, yendo a buen ritmo, con los ojos, la mente y el corazón bien abiertos.

Texto y fotos: Alejandra Weil
Mas fotos en Instagram @weilalejandra
Vídeos de los viajes en las historias de Instagram de @alardedanza

2 comentarios de “Las Mil Caras de El Cairo

  1. Lino dice:

    No sé si es x mi sed d conocer o x el exquisito gusto q tienes al contar tus viajes, lo q si sé es q me sería mas agradable viajar a El Cairo si fueras mi guía_compañía, no pares d contar, voy en tus viajes, veo en tus imágenes y hasta el frío en la barca nos deja el sabor d sus aguas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *